¿QUÉ ES PARA TI LA MONTAÑA ?

Para Acariciando la Luz es un inmenso placer presentaros a Rubén Rodríguez, porque Rubén es una referencia en el panorama del atletismo de  Catilla La Mancha, con una experiencia y futuro prometedor, por su formación como técnico deportivo y sobre todo por su gran personalidad para enfrentarse y ayudar a otros a gozar con la pasión y  el disfrute de una vida sana y divertida.

Mi nombre es Rubén Rodríguez Sánchez, soy técnico especialista en la preparación física de carreras de montaña y técnico especialista en acondicionamiento deportivo. Además, soy atleta de Trail running con muchos objetivos que cumplir. Algunos de los ya conseguidos hasta el momento son los siguientes:

AÑO LOGRO
2018 Mi primera carrera
2019

 

1º senior circuito provincial de carreras de Albacete

1º Amanece Trail Ayna

2020

 

23º Campeonato España Trail running Maratón El Paso (Canarias)

3º Media maratón Mentiras Vertical (Yeste)

MMP 10K 33:59 (Valencia)

MMP Media Maratón 1h 15’ 28¨ (Santa Pola).

7º Castilla La Mancha en Kilómetro Vertical (La Sarga)

2021 Convocado con la Selección de CLM FDMCM para el Campeonato de España de carreras por montaña en línea y KV (Mágina Sky Race)

Subcampeón de CLM de Trail running RFEA (Amanece Trail Ayna)

En proceso de aumentar palmarés…

Un poco sobre mí…

Soy natural de Elche de la Sierra, un pueblo maravilloso de la provincia de Albacete. Desde muy pequeño era un apasionado del fútbol, de hecho, a los 9 años fui seleccionado para jugar en la cantera del Albacete Balompié. A los 17 años y en mi mejor etapa como futbolista me lesioné (rotura fibrilar enorme en el recto anterior). Estuve casi un año sin poder jugar, aunque lo peor vino cuando siempre que volvía a practicar ese deporte me lesionaba de nuevo. Tuve que dejar Albacete. Tras ello, pasé por diferentes equipos en esas condiciones (UB Conquense o CD Tarancón) hasta que tomé la decisión de no practicar el fútbol. Soy graduado en maestro de educación infantil y como tal me encanta la enseñanza, es por ello que me titulé en entrenador de fútbol N1 para poder enseñar a otros todo lo que había aprendido y no desvincularme por completo de ese deporte.

Soy de los que piensan que vida solo hay una. Debemos hacer todo lo que nos haga felices, sin miedo al qué pasará o al qué dirán, porque LA VIDA YA ES DEMASIADO CORTA COMO PARA DEJAR QUE LAS TRABAS IMPIDAN NUESTRA FELICIDAD. Es por ello que tomé aquella decisión y así apartarme de los terrenos de juego.

No me rendí porque lo intenté todo y durante mucho tiempo, se llama dar el paso, buscar tu felicidad, hacer lo que te haga bien aunque requiera un gran cambio. Es ser valiente, es querer vivir.

Poco después retomé mi actividad en la montaña. Al principio solo andaba por ella, visitaba lugares, subía cimas para contemplar el mundo, etc. Pero poco a poco empecé a correr en ella, aprendí sobre entrenamiento y comencé a mejorar. Hoy día y años después he conseguido grandes logros tanto en asfalto como en montaña, aunque mi pasión reside en la segunda. Soy adicto (“la cabra montesa” dicen algunos). Lo más importante es que ME HACE MUY FELIZ. Y… ¿Por qué? ¿Por qué la montaña? ¿Qué tiene la montaña de especial?

Para mí es ese lugar donde te encuentras, donde conectas con tu yo interior, donde te das cuenta de que eres un ser insignificante entre tanta inmensidad pero que, sin embargo, eres único y especial para el mundo. Para mí, la montaña es eso que te hace sentir vivo.

Un día recibí un mensaje de audio de un gran amigo que me decía algo como: “Rubén, ahora ya sé por qué vas tanto a la montaña, me he sentido libre, me he olvidado de todos mis problemas durante unas horas, he conectado conmigo mismo y me he dado cuenta de lo afortunado que soy”.

Le dije: “ya no te puedo decir nada que no sepas porque lo has experimentado”.

Y así es. La montaña es ese lugar que te ofrece un mundo de posibilidades lejos de la rutina y estrés habitual al que estamos sometidos. Yo le llamo: MI TERAPIA.

La montaña te invita a que saques la mejor versión de ti mismo.

Llegar a un punto geodésico a -2°C; terminar una ruta con “nosecuantos” metros positivos; dormir en tu tienda de campaña a 2000 m de altitud; encontrar una fuente después de llevar horas sin agua; comer algo en la cima con sabor a caviar del caro; hacerte amigo de un “loco” (como tú) que iba corriendo por medio del cerro más solo que la una; meter los pies en un charco o empaparte por tener que cruzar un río; llegar a casa embarrado; tiritar como nunca o sudar como siempre; no sentir los dedos, de ningún lado; torcerte el tobillo con una de las cien mil piedras del camino; caer en plancha o rular cuesta abajo; equivocarte y hacer 10 kilómetros más de los que tenías previstos; y un largo etcétera.

Para muchos esas situaciones serán sufridoras y no le encontrarán sentido; pero porque NO LO HAN EXPERIMENTADO. Los que sí, sabemos de la satisfacción que nos ofrece la montaña a pesar de las adversidades que nos puedan ocurrir.

Y por eso me encanta, porque pase lo que me pase en ella, gracias a ello SIEMPRE SOY UN POQUITO MEJOR, PUES SACA LO MEJOR DE MÍ.

Te animo a salir a la montaña, a un espacio abierto, a un lugar tranquilo, a un lugar ideal. Y a respirar, a respirar el aire puro, a dejar la mente en blanco, a sentir el latido de tu corazón. Y luego escucha, escucha la naturaleza, escucha la nada y escucha a tu yo interior. Te aseguro que en ese momento desconectarás de todo para conectar contigo mismo. Solos tú y “el mundo”. Sentirás alivio, sentirás disfrute, sentirás relajación. Te sentirás.

Y, ¿para tí? ¿qué es la montaña?

RUBÉN RODRÍGUEZ SÁNCHEZ, escritor del libro: 19 ÉXITOS. LA HISTORIA DE MI VIDA: “NEVER GIVE UP”.

Link libro en versión física: https://www.amazon.es/19-%C3%89XITOS-historia-vida-NEVER/dp/B08GBCWVZW

Link libro en versión digital: https://pay.hotmart.com/X56405597T

Esta entrada fue publicada en Entrevista, Fotografía deportiva y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *