Hablamos de fotografía a pesar de todo

https://blog.acariciandolaluz.com/

Estamos inmersos en una época complicada, distinta o inesperada, aquellas películas americanas de virus y catástrofes se convierten en realidad y tendremos que cambiar la etimología de estos films y lo de ciencia ficción denominarlo “basado en una historia real”, cualquier día de estos nos invadirán los extraterrestres y tendremos que editar una nueva normalidad, o quizás no, quizás esos seres verdes y feos ya los tengamos aquí con el nombre de Covid 19 . No, no es que me haya convertido en uno mas de esos “iluminados” fabricantes de rocambolescas teorías provocadas por vete tu a saber que extrañas sustancias o ideologías, mi total ignorancia no aconseja meter mis narices en tales hipótesis.

Tratándose este blog de fotografía y sus variantes, mi introducción viene a cuento por la necesidad de comentar la influencia de esta trágica y preocupante situación en nuestra actividad, trágica por tantas vidas únicas perdidas y preocupante cuando la fotografía pasa de ser una bonita y sana actividad lúdica y placentera a ser el medio de vida de tantos colegas y todo lo que rodea al mundo de este arte tan necesario, no en vano supone la inmortalización de infinidad de momentos que en cualquiera de sus expresiones, ya que formaran parte de la historia y la biografía de nuestras vidas.

Bien es cierto, que nunca el mundo estuvo tan documentado gráficamente, todos disponemos de medios con los que documentar imágenes y sonidos, pero igual que todos podemos convertirnos en improvisados cantantes en la ducha, pocos conseguiremos los resultados de una soprano o un tenor, lo que con prudencia me atrevo a asegurar que puede ser compatible, pero no es lo mismo.

Hago este comentario pensando en todos los fotógrafos que trabajamos de una forma mas o menos heterodoxa, por llamarlo de alguna forma, intentando mostrar trabajos de calidad tanto técnica como artística, donde cada cual exprimimos nuestra sabiduría de la mejor forma que sabemos. Después disponemos del otro apartado, el encaminado a experimentar formas, estilos o paranoias particulares con las que distraernos o buscando un espacio nuevo o extravagante, que aunque es siempre respetable, a quien no nos ha pasado que observando algunas fotografías premiadas nos quedamos con la sensación o la duda de no saber nada de fotografía, de que nos están tomando el pelo, o que los criterios del jurado se forjaron tras una noche de lujuria y desenfreno.

Y ya para ir dando por finalizado este paseo por los renglones, enviar un abrazo virtual a todos los amigos y colegas enamorados de este arte tan apasionante, esperando que el dichoso virus venga de donde venga desaparezca y podamos seguir inmortalizando emociones. Os emplazo a que sigamos comentando y compartiendo este espacio con vuestros comentarios, vuestros trabajos o vuestros artículos si os apetece, porque es con vosotros con los que uno se da cuenta de lo mucho que me queda por aprender.

Hablamos de fotografía a pesar de todo

Esta entrada fue publicada en Fotografía deportiva. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *